Se derrumba el intercambio comercial entre RD y EEUU a través del DR-CAFTA

Otro de los muchos reveses que deben atribuirse a este funesto año 2009 es la caída del intercambio comercial entre la República Dominicana y EEUU, puesto que las exportaciones desde República Dominicana hacia Estados Unidos disminuyeron en 16.8% al pasar de US$2,980.5 millones obtenidos en los primeros nueve meses del 2008 a US$2,478.5 millones alcanzados en igual período de 2009. Por su parte, las importaciones desde Estados Unidos totalizaron unos US$3,833.2 millones,  para una dramática reducción de 24.4% respecto a igual período del año pasado, por lo que el saldo de la balanza comercial con Estados Unidos registró un alarmante déficit de US$1,354.8 millones, para una disminución de 35.2% con relación al déficit registrado en 2008.
En cuanto a las ventas de manufactura textil, principal reglón de exportación, estas alcanzaron un valor de US$466.5 millones durante el período analizado, lo que representa una caída de 27.6% con respecto al 2008. Para el 2009 los textiles representan el 18.8% del total de las exportaciones dominicanas hacia Estados Unidos. 
 

Cabe destacar que las importaciones textiles de Estados Unidos provenientes del resto del mundo, disminuyeron en términos absoluto en US$10,133.7 millones, durante el período bajo análisis, es decir, en 14.3% con respecto a igual lapso del año anterior, al pasar de US$70,793.7 millones a US$60,660.0 millones.

Es importante resaltar que las exportaciones de los principales países asiáticos hacia Estados Unidos disminuyó un 4.2% (US$1,591.4 millones). De su lado, para los principales países latinoamericanos (México, Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Perú, República Dominicana, Colombia y Costa Rica) las exportaciones cayeron en US$2,160.5 millones, representando una reducción de 19.9%. La excepción a este deterioro lo constituye Haití que ha crecido un 25.2% en el período analizado.

Ahora bien, en términos absolutos, la mayor disminución la registraron México (US$719.2 millones), Honduras (US$431.0millones) y Guatemala (US$279.9 millones); mientras que en términos relativos los países más afectados fueron Colombia (36.3%), Costa Rica (35.0%), República Dominicana (27.6%) y Perú (26.6%). Igualmente, las importaciones textiles estadounidenses de
los demás países se redujeron en 29.6% con respecto al mismo período del 2008.

 

El resultado de la disminución en la demanda textil estadounidense está en línea con la caída de sus importaciones totales, las cuales se redujeron en 30.9% entre enero y septiembre de 2009 con respecto al 2008. La situación es un reflejo directo de la crisis económica y financiera que afecta ese país, la cual ha contagiado el resto de las economías desarrolladas.
En otro orden, se destaca que las exportaciones dominicanas de hierro y sus manufacturas hacia ese país disminuyeron en US$176.9 millones, mientras que las de maquinaria eléctrica y equipos; así como las ventas de perlas naturales, metales y piedras preciosos se redujeron en US$156.3 millones y en US$43.5 millones, respectivamente.

Sin embargo, las exportaciones de cacao y preparaciones de cacao crecieron en US$66.9 millones para el período analizado. Por su parte, las exportaciones de instrumentos y aparatos ópticos, médicos, quirúrgicos, fotográficos, cinematográficos y demás crecieron en un 7.5% (US$27.1 millones) al pasar de US$364.3 millones en el periodo de 2008 a US$391.4 millones para el 2009. Se caracterizan también las exportaciones de productos farmacéuticos, con un crecimiento relativo de 56.2%, o US$8.7 millones; y las exportaciones de azucares y sus confecciones con un 11.1% o US$8.3 millones.

 
 Respecto a las importaciones dominicanas desde Estados Unidos registradas durante enero – septiembre de 2009, se observa una contracción de 24.4% con relación al igual período de 2008. Básicamente, este comportamiento es explicado por una disminución en maquinaria eléctrica y equipos en US$354.2 millones; combustibles y aceites minerales de US$201.2 millones; maquinarias y aplicaciones mecánicas en US$69.6 millones; las importaciones de cereales en US$87.6 millones; y por último, las importaciones de plásticos disminuyeron en US$73.5 millones.

 

Por último es preciso indicar que según datos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), hasta el tercer trimestre del 2008, las exportaciones de todas las categorías de productos continuaron experimentando el elevado crecimiento que comenzó en el 2003. Sin embargo, para el cuarto trimestre de ese año casi todas las categorías de productos registraron declinaciones abruptas, las cuales empeoraron en los primeros meses de 2009. Las exportaciones mundiales de metales no ferrosos, los productos automotores y los circuitos integrados posiblemente fueron los más golpeados. A su vez, los datos del segundo trimestre de 2009 parecen indicar una mejora, una “salida” a la crisis, de acuerdo con un informe de la Secretaria de Hacienda de la República Dominicana.

 
 

 

 
 

 

 
 

 

 

 

Huracán económico global devasta las finanzas de la República Dominicana

Gracias a Dios que en la pasada temporada ciclónica ningún huracán afectó la República Dominicana. El único vendaval que impactó las costas del país fue el fenómeno de la crisis económica global que devastó las ganancias de las empresas y exprimió los recursos del Estado durante todo el año.  

Esto se evidencia principalmente en una desaceleración del ritmo de crecimiento de la economía, una caída significativa de los ingresos fiscales, y una restricción al financiamiento externo. 

Aunque el Gobernador del Banco Central afirma que al mes de septiembre la actividad económica arrojó resultados alentadores, los principales encomistas dominicanos consultados  por eleconomistadominicano.wordpress.com, advierten que la crisis se extenderá hasta inicios del año que viene. 

De acuerdo con el último informe del Banco Central, durante el período enero-septiembre 2009, la economía dominicana, medida a través del Producto Interno Bruto (PIB), registró un crecimiento de 2.1%, superando el nivel exhibido en el primer semestre del año de 1.4%; debido a la mejoría experimentada en el trimestre julio-septiembre, al registrar un aumento de 3.4% con relación a igual trimestre de 2008. 

En cambio, los reputados eocnomistas consideran que este año, al igual que la mayoría de los países de la región, la República Dominicana podría registrar un crecimiento de solo un 1%, o inclusive nulo. 

El Banco Central considera que este comportamiento estuvo sustentado en el dinamismo que continúan registrando algunas actividades económicas orientadas a satisfacer la demanda interna. 

Según la entidad la mejoría en el ritmo de crecimiento se debe, en gran medida, a la efectividad de la política monetaria, particularmente al aumento del crédito al sector privado, tras la sustancial baja en las tasas de interés que se ha venido verificando en los últimos meses. 

En ese orden, se destaca el crecimiento registrado en las Comunicaciones, 16.7%; Agropecuaria, 14.6%; Intermediación Financiera y Seguros, 8.3%; Otros Servicios, 6.8%; Salud, 4.0%; Enseñanza, 4.1%; Alquiler de Vivienda, 3.1%; Administración Pública, 2.5% y Energía y Agua, 1.4%. Estas actividades representan en conjunto el 43.2% del PIB. 

Por el contrario, las actividades económicas vinculadas a la demanda externa continúan exhibiendo un comportamiento negativo, reflejando los efectos negativos de la crisis global en la economía dominicana. Tal es el caso de Minería (-72.2%), Zonas Francas (-18.3%) y Hoteles, Bares y Restaurantes      (-6.7%). Otras actividades que presentaron resultados negativos fueron la Construcción (-14.0%), Comercio (-4.4%), Manufactura Local (-1.3%) y  transporte (-1.4%). 

En otro orden, los Impuestos Netos de Subsidios en términos reales  aumentaron en 4.4% durante el período analizado, favorecidos por la reducción de los subsidios (-19.5%), debido a la  eliminación de la parte correspondiente al Gas Licuado de Petróleo (GLP), como resultado de la  implementación del Programa Bonogas. 

En términos generales, el Banco Central considera que  el crecimiento económico alcanzado en enero-septiembre, puede calificarse de satisfactorio, tomando en consideración el lento repunte de la economía global. 

Este crecimiento también evidencia que los efectos de las medidas monetarias aplicadas a lo largo del presente año comenzaron a surtir efectos a partir de abril, cuando se inició la recuperación de la cartera de préstamos privados de las principales actividades económicas. 

Dado el entorno internacional desfavorable que prevalece desde finales del año pasado, es importante destacar que las empresas han resultado favorecidas por una mayor disponibilidad de recursos para financiar capital de trabajo, adquisición de maquinarias y equipos, entre otros insumos, derivado de las medidas adoptadas por la Junta Monetaria, tendentes a liberar fondos del encaje legal, a través de la banca, con el objetivo de ser canalizados a las principales actividades económicas. 

En este tenor, vale destacar que los préstamos de la banca múltiple al sector privado entre marzo y septiembre del 2009 aumentaron en RD$16,738.8 millones, siendo las actividades más beneficiadas la agropecuaria al aumentar su financiamiento bancario en 71.5%, en el período bajo estudio, la manufactura 4.1%, electricidad 11.7%, construcción 14.7%, comunicaciones 3.1%, comercio 7.3%, además de los préstamos para adquisición de viviendas 10.5 %. 

Las informaciones económicas más importantes de la República Dominicana

Cae el PIB Dominicano

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.